Cómo limpiar el aire acondicionado

La vida útil de nuestro aire acondicionado dependerá directamente de un buen mantenimiento y de un uso consciente. La limpieza del aire acondicionado es una de las maneras más efectivas de incrementar el rendimiento de un equipo, evitando al mismo tiempo la proliferación de bacterias y de sustancias indeseadas.

Si bien el período de tiempo que pasará entre una limpieza y otra variará según la zona en que esté instalado el equipo y ciertas condiciones adicionales (como la presencia de mascotas y niños pequeños), por lo general se aconseja limpiar el aire acondicionado una vez al mes.

Los materiales que necesitaremos para limpiar nuestro aire acondicionado son los siguientes: una aspiradora, un destornillador, limpiador de aire acondicionado, una botella con spray, un peine de aletas y un trapo suave.

En primer lugar nos aseguraremos de apagar y desenchufar el aire acondicionado. Es una medida de precaución que nos protegerá frente a un posible accidente eléctrico. A continuación quitaremos la rejilla frontal con un destornillador. De esta manera quedará el filtro del aire acondicionado al descubierto. Seguidamente lo quitaremos y lo examinaremos de manera cuidadosa en busca de signos de deterioro como rajaduras o roturas en general. Si el filtro muestra algún tipo de daño, lo mejor será reemplazarlo.

En caso de que el filtro todavía esté en buenas condiciones, procederemos a limpiarlo con una aspiradora. Después de aspirarlo, utilizaremos una botella de agua con spray para eliminar cualquier basura del filtro y lo dejaremos secar. Una vez que esté seco, lo pondremos nuevamente en el aire acondicionado (cuando hayamos limpiado el interior del aire).

A continuación, con la aspiradora limpiaremos el interior del aire acondicionado. Posteriormente rociaremos limpiador de aire de acondicionado sobre las bobinas del equipo y las secaremos con un paño suave. Las aletas de las bobinas pueden llegar a dañarse con el tiempo, por lo que las inspeccionaremos con cuidado. De ser necesario, utilizaremos un peine especial para enderezar las que se hayan doblado. Por último, colocaremos nuevamente la rejilla frontal. El aire estará limpio y listo para ser conectado nuevamente.

Comments are closed.